Todos debemos ser parte de este Acuerdo por la Paz

Hemos vivido quizás los momentos más difíciles como sociedad en la historia de Chile, momentos que nos han permitido abrir los ojos y reconocer que es hora de terminar con las brechas de desigualdad que tanto daño nos hacen. El mensaje de la ciudadanía fue claro y potente, nosotros lo escuchamos y con mucha alegría podemos ver que la oposición y el Gobierno han asumido de cara al país, con transparencia, un compromiso por el restablecimiento de la paz, el orden público de Chile y el total respeto de los Derechos Humanos.

Este Acuerdo por la Paz nos llena de orgullo como chilenos y permitirá convocar a un plebiscito para que la ciudadanía decida si quiere una nueva constitución, siendo parte activa de este proceso.

El 20 de abril de 2020 se impulsará un Plebiscito donde se preguntará a los chilenos si quieren una nueva Constitución y de qué forma quieren que se redacte dicha Carta Magna.

Tal como lo hemos dicho antes, hemos escuchado con humildad la voz de la gente y hoy podemos decir que esta nueva carta fundamental será obra de todos los chilenos, la primera creada en democracia.

Nuestro país ha demostrado una vez más que el diálogo y la participación ciudadana son las mejores herramientas para superar nuestras legítimas diferencias y poder retomar el camino de la paz, el entendimiento y la justicia.

Quiero hacer un fuerte llamado a que nos unamos más que nunca, a que seamos parte de un momento histórico para Chile el que sin duda nos otorgará mayor justicia social y mejor calidad de vida. Ahora es el momento que todos nos pongamos de pie y echemos a andar de nuevo a nuestro país, sin odios ni rencillas, unidos por el único fin que es retomar la senda de la convivencia, el progreso y la unidad.

Chile y nuestra región de Los Ríos nos necesitan a todos para que de una vez por todas seamos la copia feliz del Edén y podamos vivir en una sociedad más justa, solidaria y equitativa.