Política Silvoagropecuaria GORE Los Ríos

Saludo del Intendente



Saludo del Intendente

 

En la Región de Los Ríos, el sector Silvoagropecuario representa el 13% del Producto Interno Bruto y genera el 25% del empleo. Es el motor económico regional, razón por la cual la Estrategia Regional de Desarrollo 2009-2019 estableció como imperativo diseñar y ejecutar una política orientada a su fortalecimiento.

 

Pendón-Política-Silvoagropecuaria-512x1024La formulación de La Política Regional de Desarrollo Silvoagropecuario se inició a comienzos de 2013. El Consejo Regional de Los Ríos acompañó el proceso de formulación y la aprobó en marzo de 2014.

 

La política tiene una proyección de cinco años y contempla inversiones en cuatro grandes ejes: fortalecimiento del capital humano y social; competitividad e innovación, gestión pública y medio ambiente. La cartera de iniciativas considera 16 líneas de acción y 52 iniciativas.

 

Algunas líneas de acción son: fortalecimiento de competencias técnicas, fortalecimiento de la asociatividad, mejoramiento de la competitividad a través de incorporación de tecnologías, inversión en infraestructura, apoyo a la inserción de productos en mercados locales, nacionales e internacionales, mejoramiento de las condiciones de acceso a financiamiento público y privado, promoción de instrumentos público-privados que contribuyan a la mitigación de efectos ambientales adversos, entre otros.

 

La envergadura de este plan equivale a un tercio de la inversión pública anual en el ámbito silvoagropecuario. Considera un presupuesto total de $34. 800 millones de pesos, de los cuales $12.780 millones corresponden a recursos del FNDR y el resto son aportes sectoriales.

 

El Consejo Regional aprobó recursos por $1.700 millones para 2014. Estos se orientarán a financiar 14 iniciativas, que comenzarán a implementarse desde octubre. Además, se dispondrán recursos para iniciar el proyecto del Centro Regional de Investigación para el sector silvoagropecuario, que postularemos a Conicyt y que instalaremos en Máfil.

 

Nos corresponde implementar esta política. Y lo haremos otorgando como sello el aporte de la investigación aplicada y la innovación, para hacer del sector silvoagropecuario y alimentario un sector más competitivo y sustentable, que potencie su rol de motor económico de la región, con especial relevancia en los pequeños y medianos productores, quienes serán los principales beneficiarios de este instrumento.